“El Servidor” – Parte fundamental de nuestra misión: “LA INTERCESIÓN” (I Parte) – Pbro. Reinaldo Gámez

oracion-del-corazonPara este punto que considero importante, comenzaré recordando que la importancia y la fuerza de la intercesión radica en  el sacerdocio de Cristo al que por el Bautismo hemos sido injertado, participando así de su mismo sacerdocio. Visto desde este punto de vista, creo conveniente recordar al comienzo de este artículo, que esta verdad hace que la intercesión constituya un deber de todo bautizado… Nos puede ayudar a profundizar en este punto las siguientes consideraciones:

  1. La intercesión en la Sagrada Escritura (1Tim 2, 1-5)

La oración de Jesús

Creo que es lo primero a meditar y considerar. Parece algo obvio, pero no lo es; por eso creo que lo primero es meditar y considerar este punto: ¿cómo ha sido la oración del Señor?. Entre algunos textos que pudieran ayudarnos tenemos: Lc 22, 31-32; Lc 23, 33; Jn 17, 9-11; Heb 7, 24-25; 10, 3-18; Mt 9, 37-38.

La intercesión de María

Este es otro punto a meditar y considerar ampliamente. Para ello te recomiendo la lectura de Jn 2, 1-11.

La intercesión de los Apóstoles.

Aquí pudieran ayudarnos los siguientes textos: Sant 5, 16-18; Ef 3, 14-21; Fil 1, 3. 9-10; 1Tim 2, 1-5.

Claro está que estos no son todos los textos que la Sagrada Escritura nos regala. ¡Son muchísimos más! De igual manera en el Antiguo Testamento también encontramos ampliamente, cómo parte fundamental de los profetas era la de interceder por el pueblo. Aquí podemos citar dos casos emblemáticos y muy conocidos como son la intercesión de Abraham (Gn 18, 16-33), y  de Moisés (Ex 32, 7-14).

  1. Por qué interceder

No obstante y pese a todos estos texto leídos, ésta es una interrogante que aún  nos pudiera surgir: ¿Pero…, por qué interceder? Te contesto: porque luego de que nos encontramos con el Señor y aceptamos su amorosa invitación a caminar con Él, empezamos a darnos cuenta de que Él pone personas en nuestro camino que necesitan el auxilio de su gracia. Muchos de estos se encuentran muy “alejados” (porque o no le conocen o no se han encontrado con Él); otros le conocen pero atraviesan alguna especie de “crisis”; otros por necesidades particulares; otros por la misión que el mismo Señor les ha encomendado; y así pudiéramos citar muchísimos casos. Lo cierto es, que interceder por otros… trae siempre grandes bendiciones para aquellos por los que oramos y al mismo tiempo santifica al que intercede, ya que quien intercede es introducido de modo especial en el Corazón de Cristo y así el Señor le va dando a conocer ese amor de su corazón que manifiesta incesantemente que no quiere que ninguno se pierda. Podemos decir que el Señor le va comunicando al intercesor sus mismos sentimientos de compasión, de unidad, de pobreza espiritual y de confianza filial.

Entre otros beneficios de la intercesión pudiéramos también señalar que la intercesión nos va elevando a un grado de mayor intimidad con el Señor, volviéndonos al mismo tiempo más hacia los demás, liberándonos del egoísmo y egocentrismo (liberándonos interiormente); nos  va sensibilizando y nos hace prestos a solidarizarnos con los problemas de los demás, especialmente los más necesitados. Aquí se podría incluso decir que : “Nos lanza a la Misión”.

Otro beneficio extraordinario que muchos han constatado y testimoniado, es como a raíz de la intercesión se adquiere el hábito de la oración, y cómo se alcanzan grados más elevados del don de la alabanza y del don del amor a la Iglesia. No obstante quien intercede adquiere una visión más clara de las cosas, los acontecimientos, las personas y el mundo. Me atrevo incluso a decir, que  de un modo especial empezamos a ver con los ojos de Cristo…; y esto, a su vez cambia nuestra manera de pensar, de juzgar, de reaccionar y, por ende, de vivir…

Esta entrada fue publicada en Formación CHMSVenezuela. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s