Consagración a San Miguel Arcargel

Príncipe nobilísimo de la jerarquía Angélica, valiente guerrero del Altísimo, celoso adorador de la Gloria del Señor, terror de los ángeles rebeldes, amor y delicia de todos los ángeles buenos, Arcángel San Miguel, deseando ser incluido entre tus numerosos devotos, hoy a ti me consagro, me ofrezco y me entrego.

Pongo mi persona, mi trabajo, mi familia, mis amigos y todo lo que me pertenece bajo tu vigilante protección. Muy poco es lo que te ofrezco, siendo yo un miserable pecador; no obstante acepta generosamente el ofrecimiento de mi corazón.

Recuerda que si desde hoy estoy bajo tu protección, debes ayudarme en durante toda mi vida.

Procúrame el perdón para mis numerosos y graves pecados; la gracia de amar a Dios con todo mi corazón y a mi muy querido Salvador Jesucristo, como también a mi dulce Madre María Santísima y a todos mis hermanos que el Padre ama y Jesús ha redimido.

Dame toda la ayuda necesaria para alcanzar la corona de la Gloria. Defiéndeme siempre del enemigo de mi alma, especialmente en el último instante de mi vida. ¡Ven oh Glorioso Arcángel! en aquel momento, ayúdame en la última lucha y arroja lejos de mí,  en el abismo del infierno, aquel angel mentiroso y soberbio que venciste en la batalla del Cielo.

Preséntame entonces ante el trono de Dios para cantar contigo, Oh Arcángel San Miguel, y con todos los Ángeles canciones de alabanza, honor y gloria a quien reina por los siglos de los siglos.
Amén.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s