Navidad “Tiempo de Dios” – Pbro. Reinaldo Gámez

pesebre¡Herman@s, se acerca la noche de Navidad! Uno de los tiempos más conmovedores y hermoso de todos en donde celebramos el misterio de la Encarnación del Señor; su primera venida, con todo lo que eso ha implicado y nos conduce.

Ya los relatos de la anunciación nos vienen preparando, dentro de un contexto sencillo y humilde para contemplar la grandeza impresionante de la nueva creación, de el nuevo comienzo que tiene lugar a través de la «puerta abierta» como lo es el «Sí» libre y generoso de la Virgen -[…indudablemente estamos ante un acontecimiento fundamental en nuestra fe, donde Dios ha intervenido -al igual que en la resurrección- directamente y de un modo extraordinario…]-.

En esta corta reflexión quiero simplemente recordar algunas cosas que nos pueden ayudar a vivir una «Santa Navidad».

En primer lugar, este es un tiempo hermoso para la oración, especialmente la Adoración Eucarística en donde contemplamos verdaderamente el Cuerpo de Jesús. Allí el Señor quiere colmarnos de su amor. Allí enseñarnos la «humildad del amor».

En segundo lugar, no basta recibir y contemplar la grandeza del Amor del Señor, tenemos que proponernos amar. Las obras de misericordia.

En tercer lugar, amar significa darse; donarse al modo de Jesús y, esto implica PERDONAR. Perdonar a TODOS y PERDONARNOS A NOSOTROS MISMOS. En la actualidad, la «Guerra Mundial» que tiene como objetivo claro la Iglesia, ha sido estratégicamente diseñada por satanás como un ataque que quiere destruir a la familia de diversas formas. Satanás sabe que la familia es un lugar privilegiado donde Dios se manifiesta. Quiere destruir por todos los medios a la familia. Esto lo podemos vencer apostando por la  oración, la reconciliación, por todo lo que significa la vida . DEJANDO A UN LADO EL TEMOR DE VOLVER A COMENZAR DE «CERO» SI FUESE NECESARIO…

En cuarto lugar,este es un tiempo para compartir. No me refiero solamente a los regalos o presentes que pudiéramos quizás bellamente ofrecer a alguna persona o ser querido, me refiero a compartir la vida, compartir experiencias que pueden ayudar a otros a crecer; me refiero a visitar a aquel que tengo tiempo que no veo, a escuchar al otro; a caminar y visitar al otro que es mi prójimo (aquel que Dios pone en mi camino y que sólo veo si tengo los ojos limpios y abiertos).

En quinto lugar, este puede ser un tiempo propicio para ordenar la vida y, también la casa, el trabajo, el estudio, etc. Buscar poner en orden aquello que no está en su lugar.

En sexto lugar, este es un tiempo para descansar. Muchos tienen la oportunidad de tomarse unos días de descanso por estas fechas. Hay que pedir también en este momento al Espíritu Santo que nos guíe para aprovechar bien este tiempo.

En séptimo lugar, quisiera dedicarlo a la Paz. Este es un tiempo en el cual nuestro compromiso de sembrar y construir la Paz se debe renovar desde nuestra oración y nuestra actitud. Oración, porque indudablemente es un Don de Dios; pero también, implica justicia y reconciliación.

Junto a Nuestra Madre, a San José, nuestros Ángeles custodios, nuestros amigos los Santos, nuestra Familia y nuestra Comunidad, vayamos con alegría, gozo y humildad al encuentro del Señor, como fueron aquellos Pastores que nos narran los Evangelios…

¡Una FELIZ Y SANTA NAVIDAD A TODOS!

Bendiciones…

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s