Acerquémonos al Espíritu Santo con nuestros amigos los Santos

espiritusanto_jmaAquí encontraremos frases, pensamientos,meditaciones y oraciones de algunos Santos sobre El Espíritu Santo.

El Espíritu Santo como fuerte huracán hace adelantar más en una hora la navecilla de nuestra alma hacia la santidad, que lo que nosotros habíamos conseguido en meses y años remando con nuestras solas fuerzas”. Santa Teresa de Jesús

“El verdadero fin de la vida cristiana consiste en la adquisición del Espíritu Santo. En cuanto a la oración, al ayuno, a las vigilias, a la limosna y toda otra buena acción hecha en nombre de Cristo, no son sino medios para lograrlo”. San Serafin de Sarov

“Para el hombre que se deja conducir por el Espíritu Santo parece que no hay mundo; para el mundo, parece que no hay Dios.” Santo Cura de Ars

“Si preguntáramos a los condenados: ‘¿Por qué están en el infierno?’, responderían: ‘Por haber resistido al Espíritu Santo’. Si dijéramos a los santos: ‘¿Por qué están en el cielo?’, responderían: ‘Por haber escuchado al Espíritu Santo’.” Santo Cura de Ars

“Sin el Espíritu Santo, somos como una piedra de las que es en el camino. Toma en una mano una esponja empapada de agua y en la otra una piedra; apriétalas igualmente. No saldrá nada de la piedra, y de la esponja verás salir el agua en abundancia. La esponja es el alma llena del Espíritu Santo; y la piedra es el corazón frío y duro donde el Espíritu Santo no vive.” Santo Cura de Ars

“¿No nos dice el Espíritu Santo que, en la medida que el alma se acerca a Dios, debe prepararse para la prueba?” San Pio de Pietrelcina

“No dejes que las innumerables tentaciones que se te presentan te atemoricen, porque el Espíritu Santo advierte al alma devota que está tratando de avanzar en los caminos del Señor para que se prepare a enfrentar las tentaciones.” San Pio de Pietrelcina

“Cuanto más el Espíritu Santo encuentra a María en un alma, más se vuelve operante y poderoso para reproducir a Jesucristo en esa alma, y esa alma en Jesucristo.” San Luis María de Montfort

Espíritu Santo, Huésped del alma, por los merecimientos de Jesucristo y por aquella sangre que derramó en la cruz por nosotros, ten por bien a venir a nuestros corazones y sanar nuestras almas, alumbrar nuestros entendimientos para que conozcamos a Dios, enderezar nuestra voluntad para solamente amar a Dios y olvidarnos de las cosas del suelo, sujetar nuestra carne, darnos humildad, castidad y caridad para con nuestros prójimos y darnos tus siete dones para que teniendo tu gracia nos des la gloria”.  San Juan de Avila

 “Pentecostés es todo un poema de luz, de gracia y de caridad”.  San Juan XXIII

“El Espíritu Santo, que formó el cuerpo de Cristo en el seno de María, forma también, une, sana y fortifica a los miembros de Cristo”. San Juan XXIII

“El fuego del Espíritu Santo es como un río incandescente que se desborda sobre todos los miembros de la Iglesia, consolida los corazones y los une con un vínculo sagrado de amor y caridad”… “Dejémonos penetrar, como los apóstoles el día de Pentecostés, por este fuego transformante. El purificará las inevitables escoria de la naturaleza, herida por el pecado”. San Juan XXIII

“La gracia del Señor, por su Espíritu, cuando toma posesión de un alma, la transfigura”. San Juan XXIII

“No estamos solos en la tierra. Hay alguien que nos acompaña y nos presta su ayuda incomparable: el Espíritu Santo”.  San Juan XXIII

“Jesús nos asegura que el Espíritu Santo seguirá haciendo resplandecer en la Iglesia una maravillosa fecundidad sobrenatural; la fecundidad que deposita en el corazón de las vírgenes, de los mártires y de los confesores, los gérmenes de aquellas virtudes heroicas que son la característica de la santidad”. San Juan XXIII

El Espíritu de Jesús vivifica las asperezas de la vida, dulcifica las dificultades de la existencia, que los acontecimientos cotidianos y las adversidades multiplican sobre nosotros y nos impulsa al perdón, a la compasión, al amor” San Juan XXIII

“El Espíritu Santo es la vida de la Iglesia, que no envejece nunca. Hace germinar una primavera que no conoce el invierno y, en medio de las penas y de las adversidades, realiza y prepara una victoria indefectible y segura”. San Juan XXIII

“El Espíritu Santo está trabajando siempre en la intimidad de las almas con sus inspiraciones para hacer a la Iglesia que Jesús edificó para sí mismo una vez por todas con el sacrificio de su sangre, pura, inmaculada, sin arrugas, digna de ser presentada al Padre el día del juicio final”. San Juan XXIII

“Únicamente el soplo del Espíritu Santo puede inflamar los espíritus humanos en la virtud y preservarlos del contagio de la culpa… El Huésped divino nos acompaña siempre y recorre con nosotros el camino del tiempo hasta la eternidad”. San Juan XXIII

 

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s