Novena a Santa Teresita del Niño Jesús

Versión para Imprimir – Presione Aquí

santateresita1873-1897

Festividad 01 de Octubre

“Quiero  pasar mi cielo haciendo el bien sobre la tierra”

Oración Inicial

Por la señal † de la Santa Cruz, de nuestros † enemigos líbranos Señor † Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo † y del Espíritu Santo. Amén.

Santa Teresita, tú que eres modelo de humildad, de amor y de confianza en Dios, derrama sobre nosotros la lluvia de rosas que prometiste, esos favores y beneficios para amar más a Dios, así podremos, como tú, pasar nuestro Cielo haciendo el bien sobre la tierra.

Hoy te pedimos especialmente por (Pídase la gracia que se desea), para que no hagamos más que la voluntad de Dios. Amen.  

Día 1 – Una rosa para el Amor a Dios

*Lectura de la Palabra: Sal 18, 1-4

“Yo te amo, Señor, mi fuerza, Señor, mi roca, mi fortaleza y mi libertador, mi Dios, el peñasco en que me refugio, mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte. Invoqué al Señor, que es digno de alabanza y quedé a salvo de mis enemigos”

*Dice Santa Teresita

Tú sabes, Dios mío, que yo nunca he deseado otra cosa que amarte. No ambiciono otra gloria. Tu amor me estaba esperando desde la infancia, ha crecido conmigo y al presente es un abismo cuyas profundidades no puedo sondear. El amor llama al amor. Por eso, mi amor me lanza a ti y quisiera colmar al abismo que lo atrae…

*Meditación personal

¿Qué me lleva a mí a amar a Dios? ¿Me veo reflejado en las palabras de Santa Teresita?

Santa Teresita, ayúdame a descubrir la presencia del amor de Dios en mi vida cotidiana. Ayúdame a ver que su amor es mi apoyo, mi camino y mi meta. Que tu ejemplo me guíe, y que tu fortaleza sea mi faro.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

Oración Final

Santa Teresita, intercede ante el Padre para que tengamos tu fuerza, tu entrega, tu valor, tu humildad y tu abandono en el Señor. Gracias por tu ejemplo, porque por ti comprendemos que se puede servir al Señor durante toda la vida, siendo testigos del Evangelio. Ayúdanos, no nos dejes solos. Amén.

Versión para Imprimir – Presione Aquí

Día 2 – Una rosa para el Amor a María

*Oración Inicial

*Lectura Bíblica: Juan 19, 25-27

“Junto a la cruz de Jesús estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: ´Mujer, aquí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: Aquí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa”

*Dice Santa Teresita

Cantar, Madre, quisiera porque te amo. Porque tu dulce nombre me hace saltar de gozo el corazón, y porque el pensamiento de tu suma grandeza a mi alma no puede inspirarle temor. Te amo cuando proclamas que eres la siervecilla del Señor; del Señor a quien tú, con tu humildad, cautivas.

Ésta es la gran virtud que te hace omnipotente y tú corazón lleva la Santa Trinidad.

*Meditación Personal

¿Puedo decir como Santa Teresita que soy siervo del Señor?

Santa Teresita, gracias por recordarme que María es nuestra Madre, que nos ama y nos protege como lo hizo con su hijo Jesús; que ella es nuestro mejor ejemplo como cristianos. Ayúdame a ser como el discípulo amado, para que nunca deje de recibirla en mi casa.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

*Oración Final

Día 3 – Una rosa para la fe

*Oración Inicial

*Lectura Bíblica: Mc 11, 22-23

“Jesús le respondió: Tengan fe en Dios. Porque yo les aseguro que si alguien dice a esta montaña: Retírate de ahí y arrójate el mar, sin vacilar en su interior, sino creyendo que sucederá lo que dice, lo conseguirá”

 *Dice Santa Teresita

Todas las grandes verdades de la fe producían en mi alma una felicidad que no era de esta tierra… Vislumbraba ya lo que Dios tiene reservado para los que lo aman (Pero no con los ojos el cuerpo, sino con los ojos del corazón). Y viendo que las recompensas eternas no guardan la menor proporción con los insignificantes sacrificios de la vida, quería amar, amar apasionadamente a Jesús y darle mil muestras de amor mientras pudiera…

*Meditación personal

¿Cómo es nuestra fe? ¿Confiamos plenamente en Dios y aceptamos sus designios?

Santa Teresita, tú nos muestras que el camino de la fe es el único y verdadero camino, que debemos confiar plenamente para nosotros. Ayúdanos a no caer y creer siempre que Dios nonos abandona.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

*Oración Final

Día 4  – Una rosa para la Oración

*Oración Inicial

*Lectura Bíblica: 1 Juan 5, 14-15

“Tenemos plena confianza de que Dios nos escucha si le pedimos algo conforme a su voluntad. Y sabiendo que Él nos escucha en todo lo que le pedimos, sabemos que ya poseemos lo que le hemos pedido”

*Dice Santa Teresita

Para mí la oración es un impulso del corazón, una simple mirada dirigida al cielo, un grito de agradecimiento y de amor, tanto en medio del sufrimiento como un medio de la alegría. En una palabra es algo grande, algo sobrenatural que me dilata el alma y me une a Jesús.

*Meditación personal

¿Cómo es mi oración? ¿Siento que mi oración me une a Jesús?

Santa Teresita, sabemos que la oración es un puente que nos acerca más a Dios; que con la oración nos ponemos en contacto con nuestro Padre, le expresamos nuestras emociones, nuestros miedos, nuestros secretos. Te pedimos que hagamos nuestras tus palabras y descansemos en Jesús, ya que de antemano sabemos que todo lo que le pidamos ya lo tenemos concedido si es para nuestro bien.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

*Oración Final

Día 5 – Una rosa para la Vocación

*Oración Inicial

*Lectura Bíblica: 1 Cor 1, 26-29

“Hermanos, tengan en cuenta quiénes son los que han sido llamados: no hay entre ustedes muchos sabios, hablando humanamente, ni son muchos los poderosos ni los nobles. Al contrario Dios eligió lo que el mundo tiene por necio, para confundir a los sabios; lo que el mundo tiene por débil, para despreciable y lo que no vale nada, para aniquilar a lo que vale. Así, nadie podrá gloriarse delante de Dios”

*Dice Santa Teresita

¡Jesús, amor mío, al fin he encontrado mi vocación! ¡Mi vocación es el amor!

*Meditación personal

¿A que nos llama Dios? ¿Cuál creo yo que es mi vocación?

Gracias, Santa Teresita, por mostrarnos que nuestra vocación de be ser la del amor; que nuestra respuesta al llamado de Dios debe ser siempre amar, dar el corazón a cada paso, ser reflejo del Amor Supremo que es nuestro Señor. Así, con el amor, seremos humildes y servidores de todos como nos pide Jesús.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

*Oración Final

Día 6 – Una Rosa para la Entrega

*Oración Inicial

*Lectura Bíblica: Sal 31, 2-6

“Yo me refugio en ti, Señor, ¡que nunca me vea defraudado! Líbrame, por tu justicia; inclina tu oído hacia mí y ven pronto a socorrerme. Sé para mí una roca protectora, un baluarte donde me encuentre a salvo; porque tú eres mi roca y mi baluarte: por tu Nombre, guíame y condúceme. Yo pongo mi vida en tus manos: tú me rescatarás, Señor, Dios fiel.”

*Dice Santa Teresita

Comprendí que en la perfección había muchos grados, y que cada alma era libre de responder a las invitaciones del Señor y de hacer poco o mucho por Él. Entonces, como en los días de mi niñez exclamé: “Dios mío, yo lo elijo todo. No quiero ser Santa a medias, no me asusta sufrir por ti, sólo me asusta una cosa: conservar mi voluntad. Tómala, ¡porque elijo todo lo que tú quieres!”

*Meditación personal

¿Qué es la entrega? ¿A quién me entrego y por qué?

Santa Teresita, llévame de la mano, al camino de la entrega. Haz que no flaquee mi voluntad, que mi decisión de entregarme a Dios por entero sea firme; que no me olvide que Él quiere siempre lo mejor para mí, por lo que no tengo nada que temer.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

*Oración Final

Día 7 – Una rosa para la Humildad

*Oración Inicial

*Lectura Bíblica: Mt 11, 25-29

“Jesús dijo: Te alabo, Padre,  Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido. Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio”

*Dice Santa Teresita

Jesús, cuando eras peregrino en nuestra tierra, tú nos dijiste: “Aprendan de mí, que soy paciente y humilde de corazón, y así encontrará alivio” Sí, poderoso Rey de los cielos, mi alma encuentra en ti su descanso al ver cómo revestido de la forma y de la naturaleza del esclavo, te rebajas hasta lavar los pies a tus apóstoles. Entonces me acuerdo de aquellas palabras que pronunciaste para enseñarme a practicar la humildad: “Les he dado ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes”

*Meditación personal

¿Aspiro a la humildad? ¿En que lo noto?

Ayúdanos, Santa Teresita, a ser humildes y mansos de corazón como lo fue Jesús. Que no nos cueste hacernos servidores de los demás, sino que sea nuestro modo de vida. Gracias porque en tu vida vemos el ejemplo de la humildad.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

*Oración Final

Día 8 – Una rosa para la Misión

*Oración Inicial

*Lectura Bíblica: 2 Cor 4,3-6

“Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, lo está entre los que se pierden; pues como ellos no creen, el dios de este siglo les ha cegado el entendimiento para que no resplandezca en ellos la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Nosotros no nos predicamos a nosotros mismos, sino que proclamamos a Jesucristo como Señor, y nos declaramos siervos de ustedes por amor a Jesús. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas surgiera la luz, es quien brilló en nuestros corazones para que se revelara el conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo”

*Dice Santa Teresita

Tengo vocación de apóstol… Quisiera recorrer la tierra, predicar tu nombre y plantar tu cruz gloriosa en suelo infiel. Pero, Amado mío, una misión no sería suficiente para mí. Quisiera anunciar el Evangelio al mismo tiempo en las cinco partes del mundo, y hasta en las islas más remotas… Quisiera ser misionera no sólo durante algunos años, sino haberlo sido desde la creación del mundo y seguirlo siendo hasta la consumación de los siglos…

*Meditación personal

¿Soy misionero del Evangelio? ¿Qué hago para que todos conozcan la Palabra de Dios?

Santa Teresita, tú que eres Patrona de las Misiones, nos das ánimo en esta tarea de anunciar el Evangelio. Intercede por nosotros ante nuestro Padre, para que no nos falte el temple necesario para hacer que todos conozcan a Dios.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

*Oración Final

Día 9 – Una Rosa para la Santidad

*Oración Inicial

Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo.

Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.

 *Dice Santa Teresita

¡Oh, Dios mío, Trinidad santa!, yo quiero amarte y hacerte amar, y trabajar por la glorificación de la santa Iglesia salvando a mis hermanos y hermanas. Deseo cumplir perfectamente tu voluntad y alcanzar el grado de gloria que tú me has en tu reino. En una palabra, quiero ser santa. Pero siento mi impotencia, y te pido, Dios mío, que seas tú mismo mi santidad.

*Meditación personal

¿Cómo concibo la santidad? ¿Cómo vivo la santidad en mi vida?

Santa Teresita, hoy pedimos al Señor que podamos aceptar sus designios como tú lo hiciste. Que a pesar de cualquier dolor o sufrimiento, no dejemos de confiar en tu misericordia. EL Padre que nos llama a ser santos hizo que tú nos precedieras en el camino. Gracias, Teresita, por acercarnos a Jesús.

Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria

*Oración Final