Novena al Espíritu Santo

Versión para Imprimir (Tríptico) – Presione Aquí

mariaenpentecostes1. Invocación: En el nombre del Padre…
2. Himno
Ven, Espíritu Santo Creador, a visitar nuestro corazón, repleta con tu gracia viva y celestial, nuestras almas que tú creaste con amor. Tú que eres llamado Consolador, don de Dios Altísimo y Señor, vertiente viva, ruego que es la caridad, y también espiritual y divina unción.
En cada sacramento te nos das, dedo de la diestra paternal. Eres tú la promesa que el Padre nos dio, con tu palabra enriqueces nuestro cantar.
Nuestros sentidos has de iluminar, los corazones enamorar, y nuestro cuerpo, presa de la tentación, con tu fuerza continua has de afirmar.
Lejos al enemigo rechazad, tu paz danos pronto, sin tardar, y siendo tú nuestro buen guía y conductor, evitemos así toda sombra de mal.
Concédenos al Padre conocer, a Jesús, su hijo comprender y a ti, Espíritu de ambos por amor, te creamos con ardiente y Solida fe
Al Padre demos gloria, pues es Dios a su Hijo que resucitó, y también al Espíritu Consolador por todos los siglos de los siglos honor. Amén.
3. Oración diaria
¡Ven. Espíritu Santo, luz de Dios y amor del Padre y del Hijo! Hazte sentir en nuestros corazones. Renueva en nosotros la gracia recibida en el bautismo, recuérdanos la verdad del Evangelio de Jesús, cambia nuestros corazones de piedra en corazones de carne, ayúdanos en todas nuestras debilidades, condúcenos por los caminos de la vida, y haznos testigos fieles de La muerte y resurrección del Señor. Gracias por tu presencia en medio de nosotros, divino Espíritu Santo de Dios. Amén.

Día Viernes: el Anuncio del Espíritu

4. Lectura de la palabra de Dios
“Les daré un corazón nuevo y les Infundiré un espíritu nuevo les arrancaré el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Infundiré mi espíritu en ustedes hare que Vivan según mis mandamientos… Ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios” (Ez 36,26-28) (Silencio y/o reflexión compartida).

5. Preces: Te pedimos, Espíritu Santo: Que cambies Nuestro corazón de piedra en corazón de carne. Que nos hagas sentir miembros del pueblo de Dios. Que con tu gracia podamos cumplir los mandamientos del Señor. (Preces libres).
6. Padre Nuestro
7. Oración final: Oh Dios y Padre, derrama sobre nosotros tú Espíritu, para que convierta nuestros corazones de piedra en corazones de carne, seamos dóciles a tu voluntad y vivamos siempre llenos de amor misericordioso con nuestros hermanos. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén.

Día Sábado: La Promesa Del Espíritu En Labios De Jesús

1. Invocación: En el nombre del Padre…
2. Himno
3. Oración diaria
4. Lectura de la palabra de Dios
“Les he dicho todo esto mientras estoy con ustedes; pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, hará que recuerden lo que les he enseñado, y les explicará todo… Y ustedes serán mis testigos” (Jn 14, 25-26. 15., 26-27)
(Silencio y/o reflexión compartida).
5. Preces: Oh Dios, por Jesucristo tu Hijo concédenos: Que la promesa del Espíritu se cumpla ahora en cada uno de nosotros. Que el Espíritu Santo nos haga comprender quién es Jesús. Que él nos ayude a comprender la verdad del evangelio. Que su presencia nos convierta en testigo en Cristo. (Preces libres)
6. Padre Nuestro
7. Oración final: ¡Oh! Dios, haz que la promesa, cumplida el día de Pen-tecostés, se realice hoy en nosotros, para que a la luz de tu Espíritu comprendamos quien es Jesús y el mensaje de su evangelio, y así vivir corno testigos de la resurrección. Por Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor. Amén.

Día Domingo: Nacer del Espíritu

1. Invocación: En el nombre del Padre…

2. Himno
3. Oración diaria
4. Lectura de la palabra de Dios
“Yo te aseguro que nadie puede entrar en el reino de Dios, Si no nace del agua y del Espíritu. Lo que nace del hombre, es humano; lo engendrado por el Espíritu es espiritual. Que no te sorprenda lo que te he dicho; “Tienen que nacer de lo alto” El viento sopla donde quiere; oyes su rumor pero no sabes ni de dónde viene ni a dónde va. Lo mismo sucede con el que nace del Espíritu” (Jn 3,5 8).
(Silencio y/o reflexión compartida).
5. Preces: ¡Oh! Dios Padre, concédenos:  Renacer por la fe a la vida divina. Dejarnos conducir en todo momento por el Espíritu. Vencer toda tentación que apague en nosotros tu vida. Discernir el soplo del Espíritu en las cosas de cada día. (Preces libres)
6. Padre nuestro
7. Oración final: Padre, en el agua del bautismo y en el Espíritu hemos nacido de ti y para ti. Ayúdanos a comportarnos como hijos de tu gracia y de tu amor. Que en cada momento nos dejemos guiar por el espíritu para ser testigos de este divino nacimiento. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Día Lunes: Bautizados en el Espíritu

1. Invocación: En el nombre del Padre…
2. Himno
3. Oración diaria
4. Lectura de la palabra de Dios
“Yo he visto que el Espíritu bajaba desde el cielo como una paloma y permanecía sobre él. Yo mismo no lo conocía, pero, el que me envío a bautizar con agua me dijo: Aquel sobre quien veas que baja el Espíritu y permanecer sobre él, ese es quien bautizará con Espíritu Santo. Y como lo he visto, doy testimonio de que este es el Hijo de Dios” (Jn 1, 32-34).
(Silencio y/o reflexión compartida).
5. Preces: Concédenos, Oh Padre Vivir sumergidos en la gracia del Espíritu. Sentir que el fuego del Espíritu transforma corazones. Vivir por Espíritu en comunión con la Santísima Trinidad. (Preces libres)
6. Padre nuestro

7. Oración final : Señor tú dijiste a los apóstoles: “ustedes serán bautizados dentro de pocos días”, realiza hoy en cada uno de nosotros tu promesa, para que experimentemos la vida en el Espíritu y toda mi vida quede transformada en el agua de su gracia y en el fuego de su amor. Por Cristo nuestro Señor.
Amén.

Día martes: Hijos del Padre en el Espíritu

1. Invocación: En el nombre del Padre…
2. Himno
3. Oración diaria
4. Lectura de la palabra de Dios
“Ustedes no han recibido un Espíritu que los haga esclavos, para caer de nuevo en el temor, sino que han recibido un Espíritu que los hace hijos adoptivos y les permite clamar “Abba, Padre‟. Ese mismo Espíritu se une al nuestro para juntos dar testimonio de que somos hijos de Dios. Y si somos hijos, también herederos: here-deros de Dios y coherederos con Cristo”(Rm 8,15-17).
5. Preces:  Te pido Oh, Padre: Que el Espíritu Santo nos haga experimentar que so-mos tus hijos amados. Que en nuestro corazón sintamos el gozo de tu paternidad. Que tu Espíritu nos ayude a vivir la libertad de ser tus hijos. Que la fuerza divina del Espíritu nos convierta en testigos de tu amor de padre. (Preces libres)
6. Padre nuestro
7. Oración final: Gracias, Oh Padre, porque en tu Hijo nos haces tus hijos. Gracias porque en el Espíritu sentimos y vivimos tu amor de Padre. Gracias porque el mismo Espíritu testifica que tu eres nuestro “Abba”. Nunca permitas que nos aparte-mos de ti y que nada ni nadie nos aparte de tu amor. Te lo pido por Cristo tu hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo. Amén.

Día Miércoles: Miembros del Cuerpo de Cristo

1. Invocación: En el nombre del Padre…
2. Himno
3. Oración diaria
4. Lectura de la palabra de Dios
“Así como el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, no forman más que un solo cuerpo, así también sucede con el cuerpo de Cristo. Todos nosotros hemos recibido un mismo Espíritu en el bautismo, a fin de formar un solo cuerpo. Todos participamos del mismo Espíritu” (1 Cor.12, 12-13).
(Silencio y/o reflexión compartida).

5. Preces: Padre Santo, te pedimos en este día:  Vivir en la fe de la comunión con Cristo tu hijo. Dar razón con la vida de nuestro compromiso bautismal Orar y trabajar por La unidad de todos los cristianos. (Preces Libres)
6. Padre Nuestro
7. Oración final: Oh Dios Padre, por la gracia del bau-tismo, tu Espíritu nos hace sentir miembros del cuerpo de tu Hijo en la Iglesia. Te pedimos la alegría y la res-ponsabilidad de lo que somos y que, en todo momento, seamos testigos de la unidad. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

Día Jueves: Conducidos por el Espíritu

1. Invocación: En el nombre del Padre…
2. Himno
3. Oración diaria
4. Lectura de la palabra de Dios
“Caminen según el Espíritu y no se dejen arrastrar por los apetitos desordenados. Porque esos apetitos actúan contra el Espíritu y el Espíritu contra ellos. Ambos combaten entre sí. Pero si se dejan conducir por el Espíritu, no están bajo el dominio de la ley” (Gál 5,16-18).
(Silencio y/o reflexión compartida).
5. Preces: Oh Señor, derrama sobre nosotros tu Espíritu: Para conocer tus Caminos y vivir tu plan Salvador. Para superar La seducción del hombre viejo. Para producir frutos de buenas obras. Para comprender La sabiduría de la cruz. Para escuchar el clamor de los crucificados por la injusticia del mundo y responda con solidaridad (Preces libres)
6. Padre Nuestro
7. Oración final: Oh, Padre Dios, por la pascua de tu Hijo muerto y resu-citado, nos has regalado el don maravilloso de tu Espíritu. Que el guíe nuestra vida por los caminos del bien y su presencia produzca en nosotros frutos de amor, de bondad y de paz. Por Jesucristo. Amén.

Día Viernes: Testigos de Dios por el Espíritu

1. Invocación: En el nombre del Padre…
2. Himno
3. Oración diaria
4. Lectura de la palabra de Dios
“No les toca a ustedes conocer los tiempos o momentos que el Padre ha establecido con su autoridad. Ustedes recibirán la fuerza del Espíritu Santo; Él vendrá sobre ustedes para que sean mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los extremos de la tierra. (Hch 1, 7-8) (Silencio y/o reflexión compartida).
5. Preces: Oh Padre, envía sobre nosotros tu Espíritu: Para que seamos testigos de Cristo en medio del mundo. Para que nuestra vida sea anuncio y expresión de tu Reino. Para que nos sostenga en los momentos de dificultad. para que reafirme en cada uno de nosotros la fe en el segui-miento de Cristo y en el llamado que Él nos hace. (Preces libres)
6. Padre Nuestro
7. Oración final: Oh Padre Santo concédenos la fuerza de tu Espíritu, para que en nuestro Grupo de Oración y Parroquia La Sagrada Familia, en nuestras familias, en nuestras relaciones interpersonales seamos testigos de tu bondad, de tu amor y de tu justicia. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

Día Sábado: El fruto del Espíritu

1. Invocación: En el nombre del Padre…
2. Himno
3. Oración diaria
4. Lectura de la palabra de Dios
“En cambio, los frutos del Espíritu son: amor, alegría, tolerancia, amabilidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio de sí mismo. Los que son de Cristo Jesús, han crucificado sus apetitos desordenados junto con sus pasiones y malos deseos. Si vivimos gracias al Espíritu comportémo-nos también según el Espíritu. (Gál 5, 22-25)
(Silencio y/o reflexión compartida)
5. Preces: Oh Señor, concédenos el regalo de tu Espíritu: Para producir frutos abundantes. Para que con su ayuda crucifiquemos el pecado en la cruz de tu Hijo. Para que todo nuestro Ser Sea alabanza de tu nombre. Para que no nos dejemos seducir por el Maligno. (Preces libres)
6. Padre Nuestro
7. Oración Final: Señor Jesús, tú dijiste a los apóstoles: “la gloria de mi Padre a es que den fruto abundante y duradero”; concédenos producir la cosecha de frutos que tu Padre espera y desea de cada uno de nosotros; y que el encuentro, que hoy vamos a tener sea, para todos los que en el participamos, experiencia de tu amor.